Escuela de Lyon usa Photoshop para añadir alumnos negros

La piel de cuatro alumnos fue oscurecida con el programa de retoque de imagen y otras dos estudiantes fueron añadidas con un grosero cortapega.

 

 

 

 

 

 

 

 

Arriba, foto origina. Abajo, foto retocada

La Escuela de Diseño Emile-Cohl de Lyon quería dar a su nombre una dimensión internacional. Y lo consiguió, pero de forma bochornosa. El centro educativo francés se ha visto obligado a pedir disculpas a sus alumnos y a los familiares de estos después de que se difundiera una fotografía manipulada con Photoshop con la intención de darle un toque multicultural. El rostro de cuatro de los alumnos que aparecen en la imagen de grupo tomada en la sala de un museo fueron oscurecidos. Otras dos jóvenes negras fueron directamente encajadas en el posado de los alumnos con un grosero cortapega.

El fiasco fue descubierto por los propios estudiantes, que dieron la voz de alarma en el centro. Pero para entonces el chapucero retoque se había viralizado en las redes sociales. A partir de ahí, disculpas de los responsables del Emile-Cohl, un comunicado y una explicación. Según la versión de la escuela, la pifia tiene como origen la idea del centro de abrir una delegación en Los Ángeles (California, EE UU). Para ello decidieron contratar una agencia de comunicación local. Siempre según la versión del centro, facilitaron materiales a esa empresa para alimentar una página web promocional. La agencia debió pensar que faltaba un toque de diversidad étnica en la foto y decidió poner remedio con la herramienta informática. En la imagen original todos los alumnos eran blancos.

La web promocional ha sido clausurada y la escuela privada ha decidido prescindir de los servicios de la agencia estadounidense. El director del centro, Antoine Rivière, declaró al diario L’Express que lo ocurrido era “la antítesis de lo que representa” el centro educativo; “un establecimiento abierto al mundo con 120 estudiantes extranjeros y alumnos que trabajan en el mundo entero”. En un comunicado en su página web, la escuela de diseño reitera el respeto por la integridad de sus alumnos y afirma que no necesitan “manipular imágenes para demostrar su apertura al mundo”.

 

El País

Comentarios

comentarios