Mafia cobraba "derecho de piso" a centros de refugiados

Un total de 56 presuntos mafiosos fueron hoy detenidos en la isla italiana de Sicilia (sur) por extorsionar a centros para inmigrantes, entre otros numerosos delitos como estafa o tráfico de estupefacientes, informaron hoy los Carabineros.
La operación, que se centró en la provincia de Agrigento y supuso el despliegue de 400 agentes policiales, se inició a primera hora de la madrugada por orden de la Fiscalía de Palermo y en la misma fueron arrestados 56 miembros de “Cosa Nostra”, entre ellos “jefes” y “soldados”.
Las autoridades han asestado así un duro golpe a dieciséis clanes de la mafia siciliana, ha permitido desarticular los “distritos mafiosos” de Santa Elisabetta y Sciacca y ha supuesto el arresto de relevantes “capos” de Caltanissetta, Palermo, Ragusa y Catania.
Se les imputa delitos como asociación mafiosa, extorsión, estafa, tráfico de estupefacientes y compra de votos, entre otros.
La investigación permitió confirmar los “estrechos vínculos” en el “próspero” tráfico de drogas entre los clanes sicilianos y los de la ‘Ndrnagheta, la mafia de Calabria (sur), considerada la más activa y potente de Italia en la actualidad.
Además las distintas organizaciones criminales exigían el pago del “pizzo”, el impuesto mafioso, a las cooperativas que se encargan de gestionar los centros en los que son asistidos los inmigrantes y los solicitantes de asilo en Italia.
Entre los detenidos está el alcalde de San Biagio Platani, Santino Sabella, elegido en las elecciones del pasado noviembre y acusado de haber concordado la candidatura con los jefes mafiosos de su localidad y de haber presionado para asignarles obras públicas.
También está Francesco Fragapane, de 37 años, hijo del histórico exponente de “Cosa Nostra” Salvatore Fragapane, condenado a cadena perpetua por sus múltiples crímenes y recluido en régimen de aislamiento.
DW actualidad

Comentarios