Japón lanza nuevo satélite espía para vigilar a Corea del Norte

Japón ha lanzado este martes su último satélite de inteligencia para vigilar las instalaciones de lanzamiento de misiles y pruebas nucleares de Corea del Norte.

La Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA, por sus siglas en inglés) y Mitsubishi Heavy han lanzado un cohete H-IIA con el satélite IGS Radar 6, que se despegó a los pocos minutos de su lanzamiento desde el centro espacial de Tanegashima (sur de Japón).

El propósito de este lanzamiento es vigilar las instalaciones militares de Corea del Norte y tomar imágenes de áreas afectadas por desastres naturales, según ha informado la JAXA.

El lanzamiento, que había sido pospuesto el lunes, tuvo lugar después del mediodía. “El cohete voló según lo planeado y el satélite de recopilación de datos se separó adecuadamente”, ha confirmado la agencia aeroespacial.

Japón comenzó el programa IGS (Information Gathering Satellite) después del lanzamiento fallido de Corea del Norte del satélite Kwangmyongsong-1 en agosto de 1998, que vio como el cohete Paektusan de Corea del Norte sobrevolaba Japón.

Si bien el lanzamiento en sí no tuvo éxito, demostró que Corea del Norte era capaz de disparar misiles que podrían llegar a Japón, lo que provocó la necesidad de una mayor vigilancia y conciencia de las posibles amenazas.

El Gobierno japonés cuenta, con el lanzamiento de la jornada de hoy, con cuatro satélites de este tipo en órbita y operativos y con dos aparatos más de reconocimiento óptico (captan fotografías a larga distancia), y espera llegar a operar hasta diez de estos satélites en total. El IGS Radar 6, construido por Mitsubishi Electric, es el decimosexto satélite de IGS lanzado.

Bajo el mismo objetivo de vigilar los movimientos de Pyongyang, Tokio firmó en octubre de 2017 un contrato, valorado en 130 millones de dólares, para comprar, a Estados Unidos, tres aviones espía no tripulados (drones) RQ-4 Global Hawk.

A criterio de Corea del Norte, Japón usa la supuesta “amenaza” norcoreana para justificar su programa de adquirir poderosas y modernas armas en una eventual invasión nipona a la soberanía norcoreana.

lvs/anz/krd/rba

Hispan

Comentarios

comentarios