Héctor Herrera devuelve el liderato al Oporto en casa del Benfica

Un golazo del mexicano en el minuto 90 da la victoria a los ‘Dragones’.

Un golazo maravilloso de Héctor Herrera en el último minuto dio la victoria al Oporto en el Clásico contra el Benfica (0-1).

El misil del mexicano puede valer un título. Los ‘Dragones’ sacan dos puntos a los encarnados, a falta de cuatro jornadas para el final. El Clásico luso tuvo un desenlace espectacular.

El Benfica se veía con un empate que le acercaba al título, hasta que llegó ese zapatazo de Herrera desde fuera del área que silenció el estadio de A Luz, excepto la zona donde estaban los aficionados del Oporto que enloquecieron con un gol que puede devolverles una gloria que llevan cinco años persiguiendo.

El Oporto salió victorioso gracias a su mayor ambición en la segunda mitad. Los ‘Dragones’ supieron esperar su momento, después de un primer acto en el que apostaron por el contragolpe, pero donde pudieron pagar caro su táctica más conservadora.

El Benfica salió con mucho ímpetu. Los encarnados echaron de menos a su hombre gol, a su líder. Jonas vio el choque en la grada, pero Raúl Jiménez lo hizo bien, con sus movimientos y sus acciones peligrosas que permitieron brillar a los volantes ofensivos. Rafa Silva y Cervi fueron dos puñales. El juego de bandas del Benfica hizo sufrir al Oporto. Cervi pudo marcar pero Casillas le cerró el paso.

El Oporto sólo daba señales de haber comparecido cuando Brahimi tocaba el esférico. El argelino es un jugador distinto y que siempre inventa algo. Aunque Varela fue un espectador más en la primera mitad, puesto que no tuvo que hacer ninguna parada. Todo lo contrario que Iker Casillas. El español hizo la intervención del partido, en un mano a mano con Pizzi que resolvió el arquero del Oporto como sólo él sabe hacerlo.

En la reanudación, el Oporto dio un paso adelante. Y el Benfica, hacia atrás. Las ‘águilas’ entendieron que el empate no podía ser un mal resultado, pero su rival se dio cuenta de que tenía que hacer algo más para llevarse el triunfo.

Brahimi avisó en una disparo con mucha rosca que rozó el poste. Los cambios del Oporto fueron una declaración de intenciones. Oliver Torres, ‘Tecatito’ Corona y Aboubakar entraron para dar oxígeno a un ataque de los ‘Dragones’ donde faltaba aire. El Benfica no puso en aprietos a Casillas. Daba por bueno el punto, hasta que la fe del Oporto le dejó sin nada. El Oporto quiso morir en el área contraria y su insistencia le dio el mayor premio posible. Héctor Herrera devuelve el liderato a un Oporto que sale reforzado. La Liga vuelve a estar en sus manos.

Marca

Comentarios

comentarios