Pumas y América, imbatibles tras seis fechas

Los dos clubes capitalinos son los únicos invictos; los azulcremas enfrentan esta noche a los purépechas; Memo y sus escualos quieren sumar en la porcentual

Ya se jugó una tercera parte del torneo Clausura 2018, algunos equipos no logran dar el estirón, ni definen un estilo de juego; sin embargo, hay algunos que no sólo ya saben a qué juegan, sino que también se han posicionado en la punta de la tabla. Tal es el caso de los Pumas de la UNAM y las Águilas del América, dos de los llamados grandes y que también representan al futbol de la capital.

Estas dos escuadras son punteras, con 14 puntos para los felinos y 12 unidades para los azulcremas. Tanto los del Pedregal como los de Coapa aún no conocen lo que es la derrota en la presente campaña, y en esta jornada doble que comenzará hoy, exponen su invicto. ¿Qué equipo de los dos lo perderá?

El Dato: La escuadra de la UNAM volvió a la cima de la Primera División después de tres años, pues el Apertura 2015 fue la ocasión más reciente en la que estuvieron en la cumbre.
Esta noche, las Águilas del América reciben a Monarcas Morelia. El Estadio Azteca será el recinto principal del choque entre ambas escuadras, partido vital para mejorar los resultados obtenidos en la fecha anterior. Por un lado los pupilos de Miguel Herrera buscarán la victoria tras el empate frente a los Tigres de la UANL.

El club azulcrema suma tres juegos ganados y tres empates. Sus victorias fueron ante Gallos Blancos, Atlas y Lobos, estos dos últimos en calidad de local, mientras que sus igualadas llegaron en los choques contra Pachuca, en el Azteca, ante Tigres y Pumas, con los de Coapa como forasteros.

Su rival, Monarcas, no es ninguna perita en dulce, pues actualmente ocupa el puesto cinco de la competencia, con tres triunfos, un empate y dos derrotas. Aunque, hay que decirlo, de los últimos 10 choques, los capitalinos han ganado cinco, perdido dos y empatado tres.

Por su parte, los Pumas de la UNAM, líderes del Clausura 2018, se miden ante el Veracruz, quienes están viviendo un momento critico, pues al contrario de los felinos que suman cuatro juegos ganados y dos empates, los escualos apenas han triunfado en una ocasión y han empatados dos veces. En este encuentro, los auriazules se verán las caras con el técnico que más recientemente les hizo campeones: Guillermo Vázquez.

Memo, quien como jugador surgió en el cuadro universitario y tras la partida de Ricardo Ferretti, se hizo cargo de los del Pedregal en el Apertura 2010. Para sorpresa de propios y extraños, Vázquez logró meter a los Pumas hasta la semifinal de ese torneo, dando cuenta del Cruz Azul en cuartos de final y cayendo en semifinales con el que a la postre sería el campeón, Monterrey.

Al torneo siguiente, en el Clausura 2011, llegó la temprana consagración de Memo con los Pumas, al conseguir el más reciente título de los auriazules. En ese torneo, Pumas culminó como segundo lugar general, empatado en puntos con Tigres, pero con menor diferencia de goles. En la Liguilla, los universitarios dieron cuenta de Monterrey, en Cuartos de Final; de Chivas, en Semifinales; y en la Final derrotaron a Monarcas Morelia por marcador de 3-2 global.

En el Apertura 2014 tuvo una segunda estancia con los felinos y para el Apertura 2015 llevó de nueva cuenta a los Pumas a una final, la cual perdió ante Tigres.

Memo Vázquez dirigió un torneo más a los del Pedregal, el Clausura 2016 para después tomar un receso. Fue justamente en el presente Clausura donde tomó el reto de tomar al Veracruz para evitar su descenso y el destino lo pone mañana ante el club con el que se bañó de gloria y ahora les puede quitar tres puntos para complicarles el liderato y de paso quitarles el invicto.

Gignac se negó a Europa porTigres
El delantero francés de Tigres, André-Pierre Gignac, está a nada de cumplir tres años con los felinos y en todo este tiempo se ha especulado que puede salir y que tuvo ofertas, pero nunca estuvo en sus planes dejar el club regio.

“No tengo nada que esconder, recibí un montón de ofertas, pero nunca quise irme, hablé con mi familia, era regresar a Europa; me siento súper feliz aquí con mi familia y no quise, rechacé las ofertas y sigo aquí en Tigres”, dijo en entrevista con el club felino.

El galo también señaló que hace menos las comparaciones con jugadores de otras ligas y aseguró que en realidad su atributo no está en sus pies.

“Mi principal fuerza es mental. No soy un talento como los de los grandes clubes. No soy Messi, no soy nadie de ésos, entonces tengo que trabajar y tengo que estar fuerte en mi mente”, comentó.

Dédé comentó que vivir en Monterrey y estar en el conjunto de la UANL lo hace feliz, pues en México él y su familia fueron bien recibidos.

La Razón

Comentarios

comentarios