El lado más perverso de Neymar en el PSG

El PSG es líder en solitario de la Ligue 1 y tiene un pie y medio en los octavos de final de la Champions League, después de dejar en el camino con bastante facilidad a Bayern de Munich, Anderlecht y Celtic. Pero el Parque de los Príncipes no solo vive días de vino y rosas: puertas adentro hay problemas y, en el ojo del huracán, se encuentra el jugador más caro del mundo.

En el terreno de juego da la sensación de que no hubo problemas de integración de Neymar con el resto del equipo. Anotó diez goles en once partidos, se convirtió en la súperestrella y consolidó la idea de que está para competir mano a mano con Ronaldo y Messi por ser el mejor del mundo. Pero mientras su rendimiento no se vio afectado por la presión de ser el jugador más caro de la historia, en el vestuario la cuestión es otra: algunos de sus compañeros están menos entusiasmados por algunas actitudes del brasileño.

El exdirector deportivo de PSG, Leonardo, describió al crack de 25 años como “impertinente y carismático”, en declaraciones a Le Journal, y envió una alerta tanto al delantero como al club. “Nunca puede olvidarse que no puede sentirse más grande que la institución”, dijo Leonardo. “Nunca, ni siquiera si es el mejor del mundo. El PSG debe ser más importante que Neymar, es esencial. Si no es así, no veremos a la mejor versión de Ney”.

El problema es que Neymar sí se siente más grande que el PSG, y más teniendo en cuenta que el club le prometió el estatus de rey si aceptaba dejar el Barcelona. Las imágenes que mostraban a Neymar y Cavani discutiendo por tirar una falta dieron la vuelta al mundo. Y, en los entrenamientos, las actitudes del jugador son cuestionables. En la última semana, por ejemplo, pasó buena parte de la práctica simplemente tirando caños a sus rivales. No mucho más.

La causa del descontento podría ser generada porque Neymar considera que necesita más respeto de su equipo del que recibe. Tanto el club como la afición lo trata como un rey, pero no pasa así con sus compañeros. Llegó a PSG para ser reverenciado como Messi en Barcelona, pero descubrió que ser el más caro no le da ese derecho.

“Neymar creció en el Barcelona con Messi como modelo”, dijo una fuente del PSG a Le Parisien. Y agregó: “Entonces, cree que es normal tener los mismo derechos en París. Pero olvidó que el equipo hizo historia sin él”. Cuando Thiago Motta y Thiago Silva hablaron con él para bajarlo del pedestal, él no hizo más que el distraído, según El País.

Con Unai Emery la cuestión no parece muy diferente. Le Parisien informó que el entrenador no tiene control sobre el brasileño, que presta poca atención a las direcciones. El club, por ahora, no hace más que alimentar a la bestia.

La situación se agravó cuando algunos de los jugadores vieron que podían dejar el equipo por la cuestión del Fair Play financiero mientras Neymar mostraba tan poca profesionalidad.

Neymar está en un momento clave de su carrera. ¿Podrá cambiar su conducta para convertirse en el mejor jugador del mundo o se mantendrá satisfecho con ser superior al resto de sus compañeros? La respuesta será clave para el jugador, pero mucho más para el PSG.

goal

Comentarios

comentarios

Tags: , ,